Habitos de Lectura - BLOG BIZPILLS

3 reglas de oro para adaptar contenidos e-learning a los nuevos hábitos de lectura

Publicado el 14 septiembre 2015 - - E-learning

Últimamente llegan a mis manos noticias que aseguran que cada vez leemos menos, pero esta afirmación no me encaja del todo. Si miro a mi alrededor, en la oficina sólo veo gente leyendo algún tipo de documento, en el metro gente leyendo en dispositivos móviles, en la piscina, más gente con periódicos, revistas o libros. Aun así, mi curiosidad ante el tema me lleva a acudir a fuentes oficiales que arrojen algo de luz. Según el CIS, en cuyo último barómetro publicado hay un apartado dedicado a hábitos de lectura, un 35% de españoles no leen nunca o casi nunca.

¡Wow! Pues sí que parece que a muchos les da pereza eso de leer. Es un dato preocupante ya que puede afectar también a las formaciones online, cuya carga de lectura suele ser bastante elevada. Existe un amplio porcentaje de cursos o píldoras on-line en las que se ha de leer largo y profundo para adquirir todo el conocimiento que contienen.

Anne Mangen, del Centro para la Investigación y la Educación Lectora de la Universidad de Stavanger, en Noruega, asegura que los hábitos de lectura han cambiado desde que empezamos a abandonar el formato papel. Nuestra lectura ahora es mucho más rápida y superficial, vamos saltando de una información a otra. Leemos a trompicones: del correo, a una página de internet, a continuación hacemos una parada en la bandeja de entrada del correo, no vaya a ser que haya entrado algo importante en los últimos tres minutos, para finalmente consultar en el móvil el Whatsapp.

Una lectura profunda y con una alta exigencia de concentración, como puede ser la requerida en muchas píldoras online es “misión imposible”. Al leer pantallas digitales, admitámoslo, es muy difícil competir con redes sociales, correos, anuncios web…

Por lo tanto, los que generamos contenidos formativos online no debemos ser ajenos a esta realidad. Para adaptarte a estos nuevos hábitos de lectura cumple estas 3 reglas de oro:

1.- Déjate llevar por la moda de los “listicles”

Los textos largos aburren. Actualmente consideraremos texto largo 150 caracteres (no lo digo yo, lo dice Twitter). Evita extenderte siguiendo la moda de web listicles.

¿Te has dado cuenta del auge de algunas páginas como Upsocl.com BuzzFeed.com,  Viralnova.com… Su fórmula consiste en buscar un tema de interés y hacer una lista de ello a base de imágenes llamativas, originales o impactantes, videos conmovedores, es decir, contenido fácilmente digerible y que engancha al usuario. Muchos contenidos formativos se pueden estructurar de la misma forma para así hacerlos más apetecible.

2.- Mantén activo y en movimiento al lector

Una lectura larga y profunda provoca mantener estático al lector, y con nuestras capacidades de leer largo y profundo mermadas es probable que su atención decaiga. Si das vida a los contenidos, mantendrás viva la atención del lector. Dedo índice arriba, dedo índice abajo, clic aquí, clic allá; si tienes al usuario entretenido moviéndose por el curso disminuyes la probabilidad de que sienta la necesidad de moverse a otras aplicaciones.

3.- No intentes luchar contra estos nuevos hábitos de lectura, aprovéchate de ellos.

Aprovecha la dinámica de ir picoteando de un lado a otro para obligar al alumno a buscar información relacionada con el contenido formativo en otros medios o fuentes. Añade links o referencias externas que potencien el autoaprendizaje y le inviten a descubrir nuevos contenidos por sí mismo.

Siguiendo estas sencillas reglas podrás adaptar las formaciones online a la nueva forma de leer que hemos adquirido en los últimos años. Por cierto, ¿cuántas veces has interrumpido la lectura de esta entrada para consultar otra información?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *