La importancia en la transofrmación digital de las competencias hard y soft.

La transformación digital: una carrera de Fórmula 1

Publicado el 7 junio 2016 - - Transformación digital

En anteriores post he hablado acerca del inevitable proceso de transformación digital de las empresas que obliga a los profesionales a adaptarse a las nuevas exigencias. Efectivamente, estos deben entrar en la autopista digital si no quieren “desconectarse” del mundo laboral presente y futuro.

No obstante, para no quedarse en boxes o tener que hacer un pit stop en carrera, es necesario que exista una coherencia entre tres elementos básicos: las tres palancas de la transformación digital.

  • Conocimientos técnicos (competencias hard), entendidos como aquellos conocimientos en el manejo de herramientas digitales. En otras palabras, deben saber pilotar.
  • Competencias digitales (competencias soft), explicadas en mi anterior post “Las 15 competencias clave de la transformación digital“. O lo que es lo mismo, deben saber gestionar la velocidad, los cambios, la competencia, la tensión de la carrera, etc.
  • Medios tecnológicos adecuados y adaptados a las exigencias actuales y futuras. Deben contar con un buen coche en carrera.

Como ya comenté en el post “Competencias hard vs competencias soft, ¿qué es más importante? debe existir un equilibrio entre los conocimientos técnicos y las competencias ya que la carencia de uno u otro elemento resulta ineficiente para el profesional y la empresa.

Potenciar cada una de ellas es responsabilidad de cada trabajador si bien, en muchos casos necesitará ayuda de su empresa en términos de formación y sensibilización hacia las competencias, conocimientos y nuevas tecnologías.

Esta ayuda e implicación por parte de la empresa es crucial también en términos de dotación de medios tecnológicos.

Sería ilógico pensar que una persona está preparada para afrontar el proceso de cambio y amoldarse a las nuevas exigencias de la transformación digital si no cuenta con las herramientas para llevarlo a cabo, pero sí ha sido formado en conocimientos técnicos y competencias digitales que le aplican por puesto. Es como si a Fernando Alonso le dan un triciclo para correr una carrera de fórmula 1.

Asimismo, tampoco será eficiente el caso en el que los profesionales cuentan con las herramientas pero no tienen desarrollados los conocimientos o las competencias personales para llevarlas a cabo. Sería como si a una persona sin carnet de conducir y que no sabe conducir le piden que pilote un F1.

Analizando la parte de responsabilidad de cada profesional y de la empresa, nos podemos encontrar en los siguientes escenarios.

¿En qué escenario te encuentras tú y tu empresa?

infografia_competencias_guillermo2 (1)

 

Formacion_habilidades_competencias_conocimiento_digital