Recursos Humanos y digitalización corporativa

La transformación digital y el papel de los RR.HH.

Publicado el 16 junio 2016 - - Transformación digital

Nuevos modelos de negocio basados en nuevos procesos de compra, nuevas formas de interrelacionarnos con los clientes, nuevos factores en la ecuación como el social media branding o el big data. Parece que sí, que la disrupción tecnológica YA es una realidad. Ahora. Las empresas tienen por tanto el reto de no quedarse atrás, de subirse ya al carro de la era digital y transformar sus organizaciones para adaptarlas a la nueva realidad.

¿Qué difícil, no? Hay tantos ámbitos susceptibles de transformar. Comenzando por la misión y visión de la empresa, continuando por el modelo de negocio, la mecanización de los procesos, los canales de comunicación con el cliente, el diseño de nuevos productos y servicios…

Pero quizá el gran reto de la era digital, la gran complejidad de la transformación tecnológica, radique en las personas y la cultura de la organización. De nada serviría ponerse el reto de transformar todos los aspectos anteriores si los profesionales que van a ser protagonistas de esa transformación no están preparados para ello.

Infografía RRHH y Transformación digital

La transformación digital, las claves que debemos conocer.


Personas
. De nuevo, como en cualquier gestión del cambio, el papel del área de RRHH se vuelve fundamental. Debe ser el motor del cambio en esa disrupción tecnológica, el impulsor de esta transformación digital, con diferentes palancas sobre las que actuar:

  • Redefinición de puestos y del mapa de competencias de la organización, para adaptarlos al nuevo modelo de negocio, nuevos procesos, nuevos productos y en definitiva a la nueva realidad digital.
  • Formación. Tanto técnica como competencial. Saber sacar todo el potencial a las herramientas y dispositivos que la era digital pone a nuestra disposición es tan importante como dominar las competencias clave para la transformación digital. Y no basta con hacerlo de cualquier forma. Para de verdad conseguir una formación eficaz, los planes formativos deben estar basados en una estrategia de formación blended u online, colaborativa, soportada en las nuevas tecnologías y dispositivos, con impactos formativos de ágil consumo, atractivos, muy visuales e interactivos y con un gran componente de gamificación.
  • Evaluación de competencias, desempeño y objetivos. Conocer el nivel competencial y de desempeño de los empleados es imprescindible para detectar áreas de mejora y definir el plan de acción que permita conseguir el nivel de Performance objetivo (tanto en el ámbito digital como en otros). Además, la flexibilidad laboral nos lleva a que el trabajo no sea un sitio al que ir, si no unos objetivos que cumplir, por eso, disponer de sistemas que gestionen la medición y seguimiento de objetivos, así como otros procesos de evaluación y assessment se vuelve fundamental.
  • Comunicación interna. Ofrecer a los empleados una comunicación más horizontal y colaborativa a través de redes sociales corporativas o blogs, más allá de las tradicionales herramientas unidireccionales tipo intranet o newsletters, nos ayuda a entender mejor sus necesidades y motivaciones. Por otro lado, disponer de una plataforma tecnológica para la gestión de ideas y sugerencias de mejora permite a la empresa capitalizar la creatividad y conocimiento tácito de los empleados, haciéndoles partícipes de la innovación y el desarrollo de la organización.
  • Social media y estrategia de employer branding. La era digital nos trae poderosas fuentes de reclutamiento, webs de empleo adaptadas a las nuevas tendencias digitales y redes sociales, que además de ser imprescindibles para la captación de talento (e-recruitment), tienen un papel fundamental en el posicionamiento y reputación de nuestra marca.
  • Digitalización de procesos internos. Además de la automatización de los procesos clásicos de RRHH, el uso de software nos abre la posibilidad de obtener mucha información a través de la recogida de información y análisis de datos (Big data) que nos ayudará en la toma decisiones estratégicas de la compañía.

En definitiva, las áreas de RRHH tienen un gran reto por delante como impulsores de la transformación digital en las empresas, y este impulso, este cambio, debe comenzar dentro del propio departamento, siendo punta de lanza en la revolución digital.

Competencias_transformacion_digital_empresas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *